Ed Sheeran emociona en Galicia con un directo absoluto

<p>Unas 40.000 personas han cantado, bailado, reído y llorado este sábado junto al británico <strong>Ed Sheeran, </strong>que ha derrochado energía sobre el escenario del Monte do Gozo, en Santiago, en un concierto en el que ha mostrado sus dotes musicales en un directo absoluto.</p>

Seguir leyendo

 El de Santiago se trata de un concierto especial, al que han llegado personas de todos los rincones de España, ya que es la única actuación de Ed Sheeran este año en la Península.  

Unas 40.000 personas han cantado, bailado, reído y llorado este sábado junto al británico Ed Sheeran, que ha derrochado energía sobre el escenario del Monte do Gozo, en Santiago, en un concierto en el que ha mostrado sus dotes musicales en un directo absoluto.

Sin banda que le acompañara, la guitarra y su voz han sido los protagonistas. Y también el público, que ha estado al pie del cañón junto en cada uno de sus temas, como fieles seguidores.

Los «sheerios», como se denomina a los fans de Ed Sheeran, se han dejado ver en las primeras filas del escenario. Familias enteras, desde los más pequeños, pasando por adolescentes y hasta los más adultos han vibrado en una cita musical que desde bien temprano ya prometía.

Finalmente el tiempo ha respetado y el Monte do Gozo ha vivido una jornada fría pero soleada para dar la bienvenida a un festival que en su segunda edición ha comenzado con la actuación de las gallegas Fillas de Cassandra.

Tras ellas ha sido el turno de la cantautora italiana Angelina Mango, representante de su país en el pasado festival de Eurovisión; y seguidamente se ha subido al escenario la artista chilena Mon Laferte.

Ya a las 21:00 horas ha actuado el dúo alemán Milky Chance, conocido especialmente por su tema «Stolen Dance», que el público ha bailado en el tramo final del concierto.

La expectación era máxima y entre el público se percibían las ganas de que apareciera, finalmente, el cabeza de cartel de esta jornada de conciertos del Gozo Festival. Puntual, a las 22:30 horas, con los últimos rayos de sol luciendo todavía, ha aparecido Ed Sheeran sobre el escenario.

El silencio se cortaba solo por los chillidos de adolescentes que ansiaban poder disfrutar por primera vez del británico en tierras gallegas. Vestido con la camiseta de fútbol del Ipswich Town, del que es aficionado, Sheeran ha entonado los primeros acordes de ‘Castle on the Hill’, al que siguieron ‘Shivers’ y el clásico «The A Team» con el que el cantante ha recordado sus comienzos, cuando «tocaba en salas vacías» y «nadie le hacía caso».

El artista británico recala en Santiago tras actuar el pasado sábado en el estadio Heliodoro Rodríguez de Santa Cruz de Tenerife, en el marco de su gira ‘+-=÷x’.

El de Santiago se trata de un concierto especial, al que han llegado personas de todos los rincones de España, ya que es la única actuación de Ed Sheeran este año en la Península.

Sin embargo, el músico ya ha anunciado que en su gira ‘Mathematics Tour’ regresará a nuestro país, concretamente el 30 de mayo del próximo año, al estadio Metropolitano de Madrid.

Ídolo de masas, el divo del pop de aspecto de adolescente ha emocionado a los asistentes con un repertorio en el que ha hecho un repaso a su discografía, con la que no ha parado de cosechar éxitos.

Fue en 2011 cuando lanzó su primer álbum de estudio, «+ (Plus)», con el que ya se hizo un nombre en Reino Unido y en gran parte de Europa.

Después vinieron ‘X (Multiply)’, ‘÷ (Divide)’, ‘No. 6 Collaborations Project’ y ‘= (Equals)’, con los que ha adquirido fama mundial y se ha convertido en uno de los referentes del pop, con más 45 millones de discos vendidos.

Su último trabajo, ‘Autumn Variations’, fue publicado el pasado mes de septiembre y en él explora un cúmulo de emociones, que van desde el amor, el desengaño sentimental o la depresión hasta la soledad.

También han vivido un cúmulo de emociones los asistentes al concierto en Santiago, que han reído, cantado y hasta llorado con el artista durante casi dos horas de concierto.

Con «Give me love» Sheeran ha rasgado las cuerdas y ha aporreado la guitarra. También ha rapeado e incluso se ha atrevido con temas clásicos como «Ain’t no sunshine» o «Superstition».

Especialmente emocionante ha sido el momento en el que el británico ha comenzado a cantar «Eyes closed», para pasar después a temas como «Don’t», «Thinking out loud» o «Love Yourself».

Con «Photograph» o «Perfect» Sheeran ha invitado al público a seguir la letra, aunque no era necesario, ya que todos la sabían y la han acompañado con las linternas de los teléfonos móviles.

«Shape of you», su éxito más reconocido, ha sonado en el tramo final del concierto, para deleite de todos. Finalmente, con un espectáculo pirotécnico, el artista se ha despedido con «Bad habits».

Como colofón, y para superar lo vivido, los asistentes tenían todavía un último compás, el que ha dado el grupo musical Bomba Estéreo, que ha cerrado el Gozo Fest haciendo bailar al público con éxitos como «Fuego» o «To my love».

 Cultura

Recomendación