La exposición que hace historia en el Museo del Prado: los vigilantes de sala cuelgan sus obras

<p><strong>Elena Fernández</strong> estaba a las puertas de la treintena cuando firmó un contrato temporal en el Museo del Prado como vigilante. Después de 21 años cohabitando los pasillos de los que cuelgan insignes las obras de <strong>Velázquez</strong>, <strong>Goya </strong>o <strong>Rembrandt </strong>-por empezar citando algunos-, ahora es su turno: una de sus pinturas está expuesta en la pinacoteca más importante e imponente del mundo. Y no es poco.</p>

Seguir leyendo

 Elena Fernández, Pablo Sánchez y Rocío Vázquez son tres de los 10 empleados que por primera vez pueden exponer sus obras en el museo  

<p><strong>Elena Fernández</strong> estaba a las puertas de la treintena cuando firmó un contrato temporal en el Museo del Prado como vigilante. Después de 21 años cohabitando los pasillos de los que cuelgan insignes las obras de <strong>Velázquez</strong>, <strong>Goya </strong>o <strong>Rembrandt </strong>-por empezar citando algunos-, ahora es su turno: una de sus pinturas está expuesta en la pinacoteca más importante e imponente del mundo. Y no es poco.</p>

Seguir leyendo

 Cultura

Recomendación